Trastornos del estado de ánimo (Depresión) - Alejandra Liliana Tavío Aguilar

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Trastornos del estado de ánimo (Depresión)

La depresión es un trastorno de estado anímico que se caracteriza por una alteración fuerte de la emoción afectiva, manifestándose a través de una tristeza excesiva. Es necesario diferenciar la depresión como síntoma y la depresión como síndrome.
En el primer caso, los sentimientos depresivos suelen estar presentes en otros desordenes mentales como la esquizofrenia o los trastornos de personalidad. En el segundo, es necesario contar con la presencia de al menos cinco de los siguientes síntomas, aparte de la tristeza y durante un tiempo concreto, para considerar que estamos ante un cuadro depresivo mayor:

  • Estado anímico deprimido, la mayor parte del día (sensación de vacío, llanto, desesperación, infelicidad, etc.., incapacidad de sentir placer o afecto, irritabilidad o nerviosismo.

  • Todo tipo de dificultades relacionadas con el sueño, desde dificultades para conciliarlo a despertarse a mitad de la noche o incluso dormir gran parte del día.

  • A menudo quejas sobre dolores físicos, de cabeza, de espalda, fatiga, disminución del apetito sexual y deterioro de las relaciones sociales.

  • Reducción del interés o la capacidad de disfrutar de las cosas que se hacen normalmente. Se percibe como muy duras las actividades cotidianas (levantarse, asearse, ir al trabajo...).

  • Cambio en el nivel de actividad, desde estados letárgicos en los que la persona puede tener dificultades para enterarse de lo que está sucediendo a su alrededor, de lo que lee o dice, hasta los extremos de excesiva agitacíón no pudiendo quedarse quieta, suspirando o quejándose constantemente.

  • Pérdida importante de peso o todo lo contrario, de al menos un 5% del peso corporal en un corto periodo de tiempo, acompañado de una variación del apetito.

  • La manera de pensar sobre uno mismo se vuelve negativa con autorreproches y sentimientos de culpa muy intensos. Percepción negativa sobre el futuro.

  • Problemas de concentración, pensamiento lento para decidirse.  

  • Sentimiento de inutilidad o incapacidad de tomar decisiones.

  • Pensamientos sobre la muerte, ideas de suicidio.

También es necesario considerar que es una manifestación normal cuando existen causas exteriores que la explican, como situaciones de duelo, enfermedad física o uso de drogas.


¿A que grupos afecta la depresión y en qué proporción afecta a la población?

La depresión es un trastorno que afecta de un 13 a un 15% de la población adulta. La sufren el doble de mujeres que de hombres. Es más frecuente su aparición en personas en situación de paro o con problemas laborales y se da en mayor proporción en las poblaciones de zonas urbanas que en las rurales.

La edad media de su inicio, oscila entre los 25-30 años, aunque su aparición cada vez ocurre  de forma más temprana y con mayor frecuencia pese a los avances en los tipos de terapia que se han revelado más eficaces para su tratamiento, lo cual es debido sobre todo a los cambios en las estructuras sociales en donde las condiciones laborales, el tipo de relaciones de pareja que se establecen, los problemas en el poder adquisitivo, etc..., conforman o crean un sistema de apoyos cada vez más inestables e inseguros para la gente joven.

La depresión puede ser recurrente, es decir: tiende a experimentar recaidas. De hecho, alrededor de un 80% de las personas tratadas vuelven a tener un episodio depresivo al año. La probabilidad de una recaida disminuye con el tratamiento, de forma que cuanto más tiempo pase sin sufrir un episodio depresivo, menor será la probabilidad de una recaida.

Existe también un componente genético que hay que considerar, de forma que es un factor de riesgo importante el que hayan antecedentes de depresión en la familia.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal