Técnica de Mindfulness - Alejandra Liliana Tavío Aguilar

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Técnica de Mindfulness

La técnica de Mindfulness o Atención Plena está englobada en las llamadas  terapias de tercera generación en psicología, previene y disminuye el  estrés personal y profesional, ayuda a mejorar las relaciones con los demás, con el entorno y consigo mismo, contribuyendo a reducir la ansiedad, ayuda a controlar estados depresivos, por una parte y a mejorar el control de nuestras propias emociones e impulsos por otra; mejora nuestro rendimiento intelectual, profesional y deportivo aumentando nuestra concentración, ayudándonos inclusive a gestionar el dolor de una manera diferente.
E
l origen de esta práctica, se encuentra en la meditación budista, tibetana; viene de la palabra "sati" en la lengua "pali" (que es la antigua lengua en la que se escribían los textos budistas). Lo que se ha hecho sobre esta práctica milenaria ha sido eliminar las connotaciones ritualísticas o religiosas, de manera que "sati" hace referencia solo a lo experiencial que nos proporciona el momento presente.
En 1979, Jon Kabat-Zinn, aparece en el panorama de la investigación científica, introduciendo en la práctica clínica, la meditación de la Atención Plena, éste autor define la "Atención Plena como la habilidad de centrar la atención de un modo particular en un objeto en el momento presente sin juzgar". (Kabat-Zinn, 1990). Por lo tanto al ser una habilidad implica que se puede aprender, y por tanto, se puede entrenar.
Este entrenamiento cognitivo consiste en mejorar los procesos mentales superiores a base de construir nuevas conexiones cerebrales o reforzar las ya existentes. La práctica frecuente de la meditación modifica el funcionamiento del cerebro, aumenta la capacidad de atención sostenida dismimuyendo los periodos en los que la mente se dsitrae con pensamientos que no están relacionados con la actividad que se está realizando, lo que permite incrementar el rendimiento y la efectividad de lo que se hace. Al hacer ejecicios de meditación centrando la atención en un estímulo concreto como la respiración, se disminuye la actividad cerebral y se aumenta considerablemente el funcionamiento de redes neuronales específicas. Pero, a diferencia de lo que muchas personas puedan suponer, es una técnica que igualmente se puede ir desarrollando día a día, sin necesidad de esperar únicamente al espacio y el tiempo que hemos reservado específicamente en nuetra jornada, para practicarla. Esto se consigue concentrándonos en algunas pequeñas cosas con las que poco a poco, nuestra mente se va dando cuenta de lo que pasa a su alrededor, por ejemplo "Comer de forma consciente", cuando estés comiendo deja de hacer cualquier cosa, simplemente concéntrate en lo que estás haciendo, observa como coges los cubiertos, como coges una porción del plato, llenas el tenedor o cuchara y cómo te la llevas a la boca,saborea cada bocado, intenta descubrir los ingredientes que tiene la comida, dedícate tiempo a masticar; escoge diversos alimentos apreciando las distintas texturas, cierra los ojos si de esa manera evita distracciones visuales. otro ejemplo a llevar a cabo es en el momento de "lavarte los dientes", o "mientras caminas".

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal