Para qué la psicología - Alejandra Liliana Tavío Aguilar

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Para qué la psicología

En ocasiones "los árboles no nos dejan ver el bosque" y nos sentimos perdidos en una confusa red de sentimientos que nos impiden afrontar con objetividad nuestros problemas. Vivimos un tiempo frenético donde los seres humanos parecen haberse instalado en el vértigo de traicionar su propia naturaleza con el afán de alcanzar de la forma más inmediata metas que ni siguiera les satisfacen: "Ir a toda prisa hacia ningún lugar", no debería ser una máxima para nadie.

Tomar conciencia de nuestra situación, aprender a entendernos, a valorarnos, a conocer nuestras potencialidades, a tomar decisiones sobre nuestra vida sin la presión de l@
s otr@s o de las circunstancias que nos rodean; en suma, aprender a ser felices puede llegar a ser muy complejo si no se cuenta con un nivel óptimo de autoestima y con recursos y técnicas que nos ayuden a identificar los problemas que nos afectan, sus causas, sus síntomas, a tomar perspectiva desde el conocimiento objetivo y la reflexión.

La Psicología no es una especialidad reservada a los trastornos mentales o patologías clínicas, exclusivamente, en muchas ocasiones son conflictos vitales o problemas personales con raíces filosóficas, derivados de la relación y comprensión de un@ mism@ y de la realidad, la perspectiva desde la que deben abordarse. Las terapias psicológicas han desarrollado variadas técnicas y metodologías útiles, e incluso necesarias, para abordar este tipo de problemas del ser humano, y que van desde la exploración de conflictos inconscientes, hasta el análisis de pensamientos y conductas disfuncionales, pasando por estimular el desarrollo personal.(José. L.Romero. Psicópolis). Integrar de manera coherente todas la teorías y técnicas de la psicoterapia, permite ofrecer, la ayuda necesaria para resolver problemas muy diversos, que pueden ir desde los trastornos alimenticios o depresivos, hasta el sentimiento de vacío o los que se derivan de una falta de autoconocimiento.

B
uscar una respuesta a una situación que se nos ha ido de las manos, descubrir nuestros temores y afrontarlos para llevar una vida más sosegada, superar una fobia, una ruptura sentimental, la pérdida de un ser querido, aprender a comunicar nuestros deseos, nuestros pensamientos de forma adecuada y convincente son circunstancias que vivimos de manera cotidiana, nosotr@s , conocid@s o familiares; son momentos en que muchas veces la ayuda de un/a profesional puede acelerar y reconducir ese proceso de reajuste personal al que pueden derivar esas situaciones.

En definitiva, el asesoramiento psicológico tiene fundamentalmente como finalidad ayudar a reconocer esos "árboles"
que nos rodean sin perder de perspectiva el "bosque" en el que nos encontramos, para aprender a interpretar las señales de nuestro propio mapa interior y disfrutar de hallar el camino de vuelta hacia nosotr@s mism@s.


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal