Fobias - Alejandra Liliana Tavío Aguilar

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Fobias

Las Fobias se pueden describir como fuertes y persistentes temores irracionales (sin fundamento) hacia objetos o situaciones concretas, ante los que aparecen el miedo y la ansiedad o cuando se prevé o anticipa su aparición. Una consecuencia de ello es que se produce una respuesta de evitación, es decir, se evita el objeto o la situación. De manera que una persona que tenga fobia a conducir (amaxofobia), experimentará una respuesta intensa de temor e incapacidad para conducir un vehículo o simplemente al pensar que tiene que hacerlo, con las limitaciones consecuentes para su vida diaria: dejar de ir al trabajo si no tiene otras alternativas que sustituyan la necesidad de transporte, hacer actividades de recreo, salir con amistades, familiares, etc..viendose ,finalmente, reducidas sus posibilidades de interacción con el entorno. Los puntos básicos para diagnosticar un trastorno de fobia son:

  • Miedo intenso a situaciones u objetos concretos,

  • Ansiedad anticipatoria cuando se prevé su presencia o aparición.

  • La evitación de las circunstanicas que provocan la ansiedad es extrema e interfiere con la vida normal de la persona.

En general las personas reconocen que su miedo y evitación son excesivos y que no están justificados por ninguna amenaza o peligro real.
Se consideran varios tipos de fobias, donde caben destacar: fobias específicas, fobia social, y agarofobia.

La fobia social, se caracteriza por un miedo persistente y acusado a situaciones sociales o actuaciones en público por temor a que resulten embarazosas, ridículas o humillantes, situaciones en las que los demás se darían cuenta y  descalificarían o rechazarían a la persona en si. Este convencimiento se acompaña de una intensa activación biológica como calor, sudor, rubor, temblores, taquicardia o malestar de estomágo. Ante este estado la persona tiende a protegerse evitando las situaciones que le comprometen, o una vez en ellas, realiza conductas de seguridad destinadas a conseguir que sus temores no se cumplan y que sus sensaciones físicas desaparezcan. Las situaciones en que se suelen dar este malestar suelen ser: asistir a fiestas o reuniones sociales, hablar en público, pedir información, comer, beber o escribir en público, conocer gente nueva o hablar por teléfono. Sufre fobia social entre el 1´5 y el 3´5% de la población general. Un 20% de esta población se calificaría como "timida". La edad de aparición del problema está entre los 15 y los 21 años. Buscan ayuda, nás bien tarde, las personas entre los 27 y los 34 años. Es más frecuente en mujeres por una cuestión cultural y de educación ligada al rol de género, aunque es la mayoría de los hombres los que buscan ayuda. Entre un 35-50% de l@s fóbic@s sociales presentan conductas depresivas. Un 16-36%, abusan de sustancias tóxicas y solo un 16% de estas personas poseen realmente un déficit en habilidades sociales. Un 22-84% sufren un trastorno de Personalidad por Evitación.

Fobias específicas: bajo este desorden la persona está excesivamente ansiosa ante la presencia ( o su anticipación ) de uno o más objetos o situaciones específicas. de manera que muchas veces pueden llegar a sufrir una crisis de angustia o un ataque de pánico. De todos los trastornos fóbicos, éstos son los que menos impiden una vida normal, ya que muchos se pueden "evitar" fácilmente aunque supongan un esfuerzo adicional, como por ejemplo subir las escaleras si se le tiene miedo a los ascensores. Hay fobias a muchas cosas y situaciones, algunas con nombres conocidos como la aracnofobia, miedo a las arañas; la eritrofobia, es el miedo a ruborizarse; claustrofobia, miedo a espacios cerrados; hidrofobia, miedo al agua; hemofobia o hematofobia, miedo a la presencia de la sangre o heridas, esta fobia presenta algunas características que la diferencian del resto debido que la respuesta corporal ante la sangre es diferente del resto de las fobias ya que se trata de una respuesta bifásica, de manera que cuando una persona con hemofobia está en presencia de sangre se produce un aumento de la respuesta cardiovascular, aumentando así el latido cardíaco y la presión arterial, sin embargo, justo después este aumento disminuye de forma brusca provocando náuseas, mareos, sudores, palidez y, en ocasiones, el desmayo.
Se dan otro tipo de miedos como son a las alturas, ir al dentista, a la luz (fotofobia), a volar en aviones, etc...entre otras situaciones a mencionar.
Se estima que alrededor de un 10% de la población sufre algún tipo de fobia, suele ser el trastorno de ansiedad más común en la población. La frecuencia en las mujeres suele ser el doble que en los hombres, aunque hay diferencias con respecto al tipo de fobias. La mayoría suelen ser originadas en la infancia e ir desapareciendo hacia la adolescencia, mientras que otras aparecen justamente en esta etapa. Igualmente cabe mencionar que existe un componente genético, en muchos de los casos.

La agorafobia se distingue por un miedo irracional a los lugares con aglomeraciones y a los espacios abiertos. Estas personas a menudo, también manifiesta otros tipo de temores, como a los transportes públicos u otros lugares cerrado o quedarse solo en casa, alejarse del hogar, hacer colas, etc...utilizan estrategias para reducir el temor, como ir siempre acompañado o situarse cerca de un pasillo o de una puerta de salida, disponer de un teléfono cerca, etc...En un gran número de ocasiones, la agorafobia va precedida de una crisis de angustia, a apartir de la cual se desarrollan conductas de evitación de estímulos que considera que no domina y piensa que pueden ser evocadores de nuevas crisis de angustia.
Se considera que alrededor de un 3% de la población la padece, dos tercios pertenecen al sexo femenino y no hace su aparición antes de los 18 años, normalmente.
Las restricciones en el funcionamiento social son evidentes hasta en los casos ligeros. Muchos presentan episodios depresivos, probablemente reactivos a la desesperanza y al desamparo impuestos por la drástica reducción de la calidad de vida.




 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal